El regalo

El paquete llegó esta mañana, pero no pude abrirlo hasta la noche, por eso lo metí en la nevera.

Cuando llegué a casa me puse mi mejor traje y el delantal con el pulso acelerado. Abrí la nevera, saqué el paquete poniéndolo en la mesa y lo desenvolví. El feo papel marrón que lo cubría dió pasó a uno de color rojo intenso, adornado con un bonito lazo blanco.

«¿Qué será esta vez?» me pregunté emocionada abriendo el regalo…

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s