Ya esta

Te puedo ver, me sé ya todos tus escondites. Ahora yo soy la cazadora y no tengo piedad.

Te odio, no eres nada de mí.

Verte retorcida de rabia es mi nuevo pasatiempo favorito. Quiero contemplar como te consumes en el sinsentido.

Te odio.

Pero no me mal interpretes, no deseo dedicar más tiempo a enfrentarte. Esta guerra está llegando a su fin, te estás quedando sin munición y te mueres de hambre.

Yo, en cambio, no necesito nada. Mi amor ya no me observa desde una jaula sino que cada vez la siento más adentro.

Me miro al espejo y tú ya no alcanzas a taparme con tu deforme velo.

No puedo parar de sonreír cómplice, algo va a salir terriblemente bien.

Se que lo puedes sentir, que lo puedes ver.

Estoy brillando y pienso abrasarte cuando me convierta en fuego.

Recogeré tus cenizas del suelo y con mis llamas crearé una preciosa gema, que guardaré, sin odio, en el fondo de mi pecho.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s