El libro

Pensaba que cuando lo terminase lo primero que haría sería escribir sobre ello. Pero aquí estoy, en la madrugada, tras cinco días, hablando por fin de ello.

Una sensación de irrealidad me sigue a todas partes, ¿de verdad lo he terminado? Me pregunto constantemente. Pues sí, lo he terminado y es precioso.

Cuando pienso en él noto unas grandes mariposas batir sus alas. Una emoción incontenible me hace sonreír y saltar en el sitio.

Es como parir un hijo al gusto. Es perfecto, perfecto.

Una de las cosas que temía sentir era tristeza, una pérdida, pero no ha sido así, todo lo contrario; es encontrar.

Ahora quiero continuar pero la Criatura me mira como si no hubiera hecho nada. Cómo te odio.

El problema es que hace que a veces me lo crea.

Debo descansar, las ganas de contar no me faltan, pero tengo que parar y luego volver a la carrera.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s