Una cadena

—Estoy harta de monólogos azucarados de desconocidos mientras tu te quedas callada —escupió cuando la sintió llegar. —Lamento que ellos no te consuelen —replicó arrodillándose a su lado, apoyando la mano en su brazo. Ella se retorció al instante, apartando su mano de un golpe. —Te odio, no me toques —siseó tratando de ocultarse de […]

Anuncio publicitario